¿Cómo tratar la Hipo e Hiperglucemia?

Se denomina glucemia o glicemia a los niveles de azúcar presentes en la sangre.

Se denomina glucemia o glicemia a los niveles de azúcar presentes en la sangre. La hipo e hiperglucemia son trastornos de la glucemia. Cuando se habla de hipoglucemia, los niveles de azúcar se encuentran por debajo del nivel normal. Por el contrario, en la hiperglucemia los niveles de glicemia superan los niveles normales de azúcar.

 

Los pacientes que padecen de hipoglucemia suelen tener la siguiente sintomatología: fatiga, sudoración, hambre, irritabilidad, sensación de hormigueo alrededor de la boca, o palidez. En casos graves de este trastorno, los síntomas pueden incluir, desorientación, alteraciones visuales, convulsiones y hasta pérdida del conocimiento.

 

Quienes tengan hipoglucemia deben seguir un tratamiento que les permita elevar sus niveles de azúcar en la sangre. Por este motivo, suele sugerirse la ingesta de carbohidratos de acción rápida, como jugos de frutas o caramelos. Luego de estabilizado el nivel de azúcar, se recomienda comer para mantener dicho nivel y reestablecer esas reservas de azúcar que se agotaron. Después de consultar al médico, este podría considerar oportuno que se tenga un kit de glucagón para utilizar cuando una persona tenga niveles de azúcar peligrosamente bajos. Este kit contiene una jeringa y medicación para que, mediante una inyección, el medicamento actué rápidamente y así se eleve el nivel de azúcar prontamente.

 

Por otro lado, los pacientes que padecen hiperglucemia suelen presentar la siguiente sintomatología: ganas frecuentes de orinar, aumento de sed, visión borrosa, fatiga y dolor de cabeza. Para controlar los niveles altos de azúcar se recomienda acudir a un nutricionista para que diseñe una dieta baja en alimentos que aumenten el nivel de azúcar en la sangre y hacer ejercicio. El médico tratante decidirá caso a caso si es necesario la ingesta de medicamentos que ayuden al cuerpo a regular los niveles de azúcar, prescribiendo en algunos casos hipoglicemiantes orales o inyectados como la insulina.

 

Es importante que quienes ya han sido diagnosticados con esta condición midan con la regularidad señalada por el doctor tratante los niveles de azúcar en la sangre y sigan estrictamente las recomendaciones del médico.   Este seguimiento no solo le permitirá al paciente controlar el azúcar, sino que suministrará valiosa información para adecuar el tratamiento que permita una mejor calidad de vida al paciente.

¿Te gustaría estar al día en noticias del Hospital y recibir información sobre temas de salud?

 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

 

Recientes

“Si hay alguien en Colombia que tenga alguna duda de que este país puede pensar...
Mar, 02/04/2019 - 18:18
Una de las características que más ha hecho destacar al Centro Hospitalario ...
Mar, 02/04/2019 - 10:45
Con el compromiso de fortalecer los servicios de salud en el Caribe, donde...
Sáb, 16/02/2019 - 14:11
Con el compromiso de fortalecer los servicios de salud en el Caribe, donde...
Sáb, 16/02/2019 - 14:11